PRESALTA NOVADIET 60 CAPSULAS- HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Nuevo producto

USO TRADICIONAL

Ayuda a controlar las cifras de tensión arterial en los estadios de prehipertensión, a la vez que cuida y protege tu corazón.
Coadyuvante en el tratamiento de la hipertensión arterial.

Complemento alimenticio a base de Ajo negro fermentado, Pleurotus cystidiosus, Aronia, Olivo y Potasio

Más detalles

Limited special offer

12,84 €

15,10 €

-15%

- +

 
Información

SUGERENCIA DE USO

  • Tomar 2 cápsulas antes del desayuno, con ayuda de agua o zumo de frutas.
  • Dosis diaria recomendada: 2 cápsulas.

PRESENTACIÓN

Envase de 60 cápsulas vegetales.

PRECAUCIONES

  • No se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.
  • No tome este complemento alimenticio si es alérgico o intolerante a alguno de sus ingredientes.

DECLARACIONES SALUDABLES *

* Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de Mayo de 2012
El potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal.

INFORMACIÓN DE INTERES

AJO NEGRO FERMENTADO, Allium sativum L.

El ajo es una planta bulbácea de la familia de las cebollas y los puerros, ya conocida y consumida hace 5000 años. Es una planta de uso culinario y terapéutico.

Sus principios activos más importantes son:

  • Algunos aminoácidos (arginina, leucina, lisina…), destacando la aliína, aminoácido azufrado (S-alil-cisteína, SAC) que es el compuesto bioactivo más importante del ajo.
  • Aceites esenciales, quercetina, flavonoides, polifenoles…

El ajo negro es un ajo envejecido que se elabora a partir del ajo, Allium sativum L. Presenta una mayor concentración de sus principios bioactivos, por lo que se le atribuye mayores beneficios para la salud.

Para producir ajo negro fermentado se someten a las cabezas de ajo a condiciones de temperatura y humedad controladas: unos 70 grados centígrados y en torno al 85-90% de humedad.

El ajo tiene un completo efecto cardioprotector, asociado a su contenido en S-alil-cisteína resultando su consumo frecuente beneficioso en la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular:

  •  Actividad antihipertensiva12

El consumo frecuente de ajo disminuye tanto las cifras de presión arterial sistólica como diastólica o es capaz de producir una vasodilatación que consigue por dos mecanismos distintos:

  1. Produce una relajación muscular.
  2. Activa la producción del Factor de relajación derivado del endotelio (FRDE), más conocido como óxido nítrico (considerado el vasodilatador endógeno más potente). Este efecto se relaciona claramente con su contenido en S-alil-cisteína o se baraja la posibilidad de que un déficit de azufre esté implicado en la fisiopatología de la hipertensión arterial, por lo que el aporte de componentes azufrados que posee el ajo podría justificar, en parte, su eficacia antihipertensiva.
  • Actividad hipocolesterolemiante.

Mejora los niveles de colesterol total, disminuye el LDL colesterol y los triglicéridos y aumenta el HDL-colesterol. Actúa, principalmente, como un inhibidor de la enzima HMG-CoA-reductasa, disminuyendo la síntesis hepática de colesterol;

aunque también ejerce acción sobre otras enzimas relacionadas con la síntesis de colesterol, con la síntesis de ácidos grasos y con la conversión del colesterol a ácidos biliares.

  • Disminuye la progresión de la ateroesclerosis y enlentece la pérdida de la elasticidad vascular asociada a la edad.
  • Disminuye la ateromatosis de las arterias coronarias y mejora la funcionalidad vascular.
  • Parece que el consumo habitual de ajo puede reducir el riesgo de muerte súbita o de ataque cardíaco en aquellos pacientes con elevado riesgo de sufrir un evento coronario.
  • Actividad antioxidante muy potente. El ajo aumenta la actividad de las enzimas glutation peroxidasa, catalasa y súper óxido dismutasa; disminuye la actividad de la xantina oxidasa e inhibe la peroxidación lipídica y la producción de prostaglandinas.
  • Actividad hipoglucemiante.
    En un estudio publicado a finales de 2016 en la revista “Journal of Functional Foods”, se resumían los efectos beneficiosos a nivel metabólico y cardiovascular del ajo negro fermentado:
  1. Previene las alteraciones cardíacas producidas por eventos de isquemia-reperfusión.
  2. Produce vasodilatación coronaria.
  3. Favorece la sobreexpresión de marcadores antioxidantes.
  4. Mejora la función cardiovascular.
  5. Favorece la sobreexpresión de marcadores antiinflamatorios.

PLEUROTUS CYSTIDIOSUS, P. cystidiosus O.K. Miller

En las últimas décadas está cobrando importancia el estudio de los compuestos bioactivos que poseen los hongos y no sólo el estudio de su composición nutricional.

Entre estos compuestos bioactivos se encuentran: polisacáridos, proteínas, compuestos fenólicos (flavonoides, lignanos y ácidos fenólicos), ligninas, triterpenos…

Algunas de las propiedades saludables que presentan los hongos y sus compuestos bioactivos son: antioxidante, hipocolesterolemiante, antidiabética, antihipertensiva, antialérgica, hepatoprotectora, antiobesidad, inmunomoduladora…

  • Los compuestos bioactivos con efectos antihipertensivos (polisacáridos de los hongos), tienen como mecanismo de acción inhibir la actividad de la enzima conversora de la angiotensina (ECA) que inhibe una serie de reacciones del sistema renina-angiotensina aldosterona, que regula la presión sanguínea.
  • Existen diferentes estudios que describen los efectos beneficiosos de los hongos sobre la colesterolemia, destacando el género Pleurotus. Estos hongos pueden sintetizar una molécula que inhibe la enzima HMG-CoA reductasa, disminuyendo la síntesis hepática de colesterol. Además, algunos beta-glucanos de Pleurotus son capaces de unirse a los ácidos biliares, reduciendo la absorción del colesterol.
  • Ensayos experimentales con especies del género Pleurotus muestran muy buenos resultados en cuanto a la actividad hipoglucémica de estos hongos. Se ha constatado reducción de los niveles de glucosa en sangre y mejora en la sensibilidad a la insulina.
  • Importante actividad antioxidante; comparable con la de los alimentos de origen vegetal. Los hongos pueden utilizarse como antioxidantes naturales por su alto potencial frente al estrés oxidativo.

Por todo esto, se puede asegurar que el consumo de Pleurotus cystidiosus es cardioprotector.

ARONIA, Aronia melanocarpa Michx.

Baya de color negro y sabor ácido de contenido elevado en antocianinas y antioxidantes.

Su composición nutricional incluye vitaminas C, B1, B2, B5, B6, ácido fólico y minerales, como calcio, potasio y magnesio.

En cuanto a sus principios activos destaca el contenido en antocianinas y procianidinas, además de carotenoides, ácidos málico, cítrico y clorogénico, quercetina…

Su consumo se asocia a beneficios para la salud cardiovascular, considerándose un fruto cardioprotector, como la mayoría de las bayas y frutos del bosque.

Muestra una gran actividad antioxidante y es capaz de:

  • Reducir las cifras de tensión arterial. Los resultados obtenidos en los estudios muestran el potencial de la Aronia como ingrediente eficaz para el manejo de la hipertensión arterial, ya que es capaz de disminuir ambas cifras de tensión arterial, la sistólica y la diastólica. Este efecto se atribuye a la riqueza de Aronia en polifenoles y al efecto positivo que ejercen sobre la actividad de la sintetasa de óxido nítrico, aumentando los niveles de óxido nítrico.
  • Reducir los niveles de colesterol (colesterol total y colesterol-LDL) y triglicéridos. En estudios publicados en revistas científicas se observa disminución de los niveles de lípidos circulantes en sangre y disminución de la peroxidación lipídica; efectos que se atribuyen a las antocianinas y a otros flavonoides presentes en Aronia.
  • Reducir los niveles de glucosa en diabéticos tipo II. Aunque se desconoce el mecanismo de acción exacto del efecto hipoglucemiante de la Aronia, se recomienda su consumo en los pacientes diabéticos por los beneficios que aporta.

En base a estas propiedades, el consumo de extracto de Aronia resulta beneficioso para los pacientes con síndrome metabólico.

OLIVO, Olea europaea L.

Árbol ampliamente cultivado en la región mediterránea, cuyas hojas contienen muchos principios activos, siendo el más importante el oleuropeósido u oleuropeína. También contiene oliva marina (un principio amargo); flavonoides, como rutósido y flavonas; taninos, ácido elenólico y oleanólico, quercetina, hidroxitirosol, kampeferol, apigenina, trazas de aceite esencial, sales orgánicas y otros.

La oleuropeína, es un iridoides amargo que se encuentra tanto en la hoja del olivo, como en el fruto y en el aceite, aunque el contenido de la hoja es muy superior a los otros.

La actividad que se atribuye al extracto de la hoja de olivo es variada:

  • Actividad vasodilatadora y relajante vascular, cuyo principal responsable es la oleuropeína. La vasodilatación periférica producida es prolongada e importante.
  • Actividad antioxidante.
  • Mejora el metabolismo de la glucosa.
  • Mejora los niveles circulantes de lipoproteínas, ya que previene la oxidación del colesterol-LDL27.
  • Actividad antiinflamatoria, atribuida alhidroxitirosol.
  • Actividad diurética, por su composición en flavonoides.

Las propiedades vasodilatadora y diurética aportan efecto hipotensor al extracto de la hoja de olivo.

El mecanismo celular implicado en la reducción de la presión arterial es el bloqueo de los canales del calcio.

Además, en estudios in vitro se ha observado que el componente ácido oleanólico es capaz de inhibir la enzima conversora de la angiotensina (ECA), mecanismo también de efecto hipotensor. Este efecto hipotensor junto a las propiedades de la hoja de olivo de ser antioxidante, hipoglucemiante e hipocolesterolemiante, la clasifican como un ingrediente cardioprotector.

POTASIO

El potasio es el principal catión intracelular y su función es fundamental para regular el equilibrio hídrico y el equilibrio ácido-base en el interior de las células.

Contribuye a la transmisión de los impulsos nerviosos, al control de la contractilidad de los músculos esqueléticos y al mantenimiento de la presión arterial, entre otros.

Las mejores fuentes de potasio son los alimentos frescos poco procesados, sobre todo, frutas y verduras, ya que el procesamiento de los alimentos puede alterar su contenido en potasio.

La recomendación de salud de 5 raciones de fruta y verdura al día aporta numerosos beneficios a quien la sigue, entre otros el aumento del consumo de potasio.

La hipertensión arterial no sólo se asocia a un consumo elevado de sal (y por lo tanto, de sodio), sino también a un consumo disminuido de potasio.

Por el contrario, la hipotensión o presión arterial baja está relacionada con el consumo elevado de potasio.

¿Por qué el potasio presenta este efecto hipotensor?

  • Por su capacidad de aumentar la excreción renal de sodio.
  • Y por su efecto vasoactivo, que provoca una vasodilatación arterial.

RECUERDE

La información contenida en nuestra web tiene únicamente carácter informativo no debe entenderse nunca como sustituto de tratamiento, diagnostico o prescripción médica, en caso de duda consulte siempre con su médico o especialista.

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No debe superar la dosis diariamente recomendada.

30 productos en la misma categoría