Llantediet respir con serrapeptasa jarabe 250 ml. - Derbos

Nuevo producto

USO TRADICIONAL

Jarabe para la tos, suavizar la garganta, fluidificar las secrecciones y suavizar los bronquios.


Complemento alimenticio a base de Serrapeptasa, Bálsamo de tolú, Llantén, Savia de Pino, Tomillo, Malvavisco, Espino Blanco, Drosera, Esencia de Menta y Esencia de Eucalipto.

Tolerado por diabéticos


NO CONTIENE COLORANTES NI CONSERVANTES

Más detalles

Limited special offer

10,12 €

11,90 €

-15%

- +

 
Información


PRESENTACIÓN

Botella de 250 ml.

SUGERENCIA DE USO

Tomar 1 cucharada sopera (10ml) con el desayuno, comida y cena.

PRECAUCIONES

No se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.
No tome este complemento alimenticio si es alérgico o intolerante a alguno de sus ingredientes.

MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS

Descansar en un ambiente tranquilo y bien aireado.
Beber abundante líquido: agua, zumos o infusiones.
Evitar el tabaco y el alcohol.
Como hidratante y fluidificante son recomendables los baños de vapor de cabeza y tórax.

PROPIEDADES

Todo el aparato respiratorio recibe grandes beneficios con el empleo de las plantas medicinales, ya que su acción no se limita únicamente a neutralizar los síntomas de la enfermedad, sino que además ejercen una auténtica acción limpiadora del exceso de moco depositado en el interior de los conductos respiratorios. Algunas plantas, además, contienen sustancias antibióticas, como es el caso del tomillo, con lo que impide la proliferación de bacterias en la mucosidad retenida. Otras plantas ejercen acción antitusígena, calmando la tos por varios mecanismos: relajando el espasmo de la musculatura bronquial (acción antiespasmódica), ablandando las mucosidades, lo cual facilita su expulsión (acción mucolíticas), y produciendo sedación nerviosa.

INFORMACIÓN DE INTERES

SERRAPECTASA

La Serrapeptasa es una potente enzima proteolítica de acción antiinflamatoria y antiedematosa, fluidificante de las mucosidades.

Entre sus aplicaciones potenciales puede ayudar en:

Inflamación de cualquier localización y etiología.
Edemas postraumáticos y postoperatorios.
Sinusitis y bronquitis con inadecuada expectoración.
Facilitar la transferencia del antibiótico al foco inflamatorio.

BÁLSAMO DE TOLÚ: Myroxylon balsamum

Se utiliza el exudado resinoso. Contiene entre sus principios activos: resina, ácidos aromáticos libres, ésteres, vainillina, eugenol y ácido ferúlico.
Está indicado para afecciones del aparato respiratorio: bronquitis, asma, enfisema y tos irritativa, ya que posee propiedades expectorantes, antitusivas y antisépticas.

LLANTÉN: Plantago major L. (Plantagináceas)

Contiene gran cantidad de mucílagos, taninos, pectina y unos glucósidos: la aucubina y el catalpol. La aucubigenina, producida por hidrólisis de la aucubina da lugar a un aldehido al que se atribuyen propiedades antibacterianas. Se ha sugerido también la presencia de antibióticos.
Contiene además ácidos fenólicos, flavonoides, colina, y el alcaloide noscapina, de propiedades antiespasmódicas y antitusígenas.
Los mucílagos son emolientes y suavizantes, y los taninos astringentes, producen constricción y sequedad; ambos principios actúan conjuntamente, por lo que el llantén suaviza y seca a la vez
El llantén fluidifica las secreciones, facilita su eliminación, desinflama la mucosa y calma la tos.
El Llantén mayor es el de más acusado efecto antitusígeno.

PINO: Pinus sylvestris L. (Pináceas)

Se utilizan las yemas y los brotes jóvenes, los cuales poseen una oleorresina formada por una esencia (20-30%) rica en el hidrocarburo pineno. Esta oleorresina y su esencia poseen propiedades balsámicas, antisépticas y depurativas. Otros principios activos le confieren acción antivírica, expectorante y antipirética, así como actividad inmunomoduladora.

TOMILLO: Thymus vulgaris L. (Lamiáceas)

Es rico en timol y carvacrol, los cuales son dos poderosos antisépticos. Actualmente se sigue usando por embalsamadores y taxidermistas por su poder antimicrobiano. La acción antimicrobiana se ve potenciada por la capacidad del tomillo para estimular la leucocitosis (aumento de glóbulos blancos en la sangre), tal como se ha podido demostrar experimentalmente. Al contrario que los antibióticos, los cuales deprimen el sistema inmunitario, el tomillo lo estimula, favoreciendo la actividad de los leucocitos.

MALVAVISCO: Althaea officinalis L. Malváceas)

Toda la planta, especialmente la raíz contiene mucílago, pectina, sales minerales y vitamina C. El mucílago se deposita sobre la piel o las mucosas, formando una capa protectora y antiinflamatoria. La raíz también contiene una fracción polisacárida con acción inmunoestimulante. A nivel experimental se ha comprobado que aumenta la actividad fagocitaria de los leucocitos del sistema retículo endotelial.

ESPINO BLANCO: Crataegus oxyacantha (Rosáceas)

Posee un porcentaje en flavonoides del 1 al 2%, principalmente hiperósido, vitexina y orientina. También presenta proantocianidoles, ácidos triterpénicos pentacíclicos.
El espino blanco actúa como sedante y miorrelajante. Ha demostrado también poseer excelentes propiedades a nivel cardiaco: regula el ritmo cardiaco y produce vasodilatación coronaria, por lo que esta planta tiene propiedades cardiotónicas, coronariodilatadoras e hipotensoras.

DROSERA: Drosera rotundifolia L.

Planta compuesta por naftoquinonas, flavonoides, taninos, antocinos, polisacáridos heterogéneos y sales minerales.
Está incluida dentro de las plantas medicinales con acción antitusiva. Posee actividad antitusiva, antiespasmódica y antiinflamatoria.

MENTA: Menta piperita L. (Lamiáceas)

Entre los principios activos de la menta cabe destacar el aceite esencial y los flavonoides. El aceite esencial le confiere propiedades antisépticas germicidas, antifúngicas y antivíricas, además de ser ligeramente sedante y antiespasmódico. Los flavonoides le confieren propiedades antiinflamatorias.

EUCALIPTO: Eucalyptus globulus Labill. (Mirtáceas)

Muy efectivo a nivel del árbol bronquial. Las hojas del eucalipto contienen tanino, resina, ácidos grasos y sobre todo, esencia, en la que se encuentran sus principios activos: cineol o eucaliptol, hidrocarburos terpénicos, etc. A esta esencia se deben sus propiedades expectorantes (favorecedoras de la expulsión de las secreciones), balsámicas, antisépticas, broncodilatadoras y ligeramente febrífugas (disminuye la fiebre). El eucalipto es una de las plantas más eficaces que se conocen, para las afecciones bronquiales y pulmonares.


RECUERDE

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada ni de un estilo de vida saludable
La información contenida en nuestra web tiene únicamente carácter informativo no debe entenderse nunca como sustituto de un tratamiento, diagnóstico o prescripción médica, en caso de duda consulte con su médico o especialista.

30 productos en la misma categoría

Los clientes que compraron este producto también han comprado...