Alequer 60 cápsulas de Novadiet-

Nuevo producto


USO TRADICIONAL

Ayuda a prevenir la aparición de sintomas en los procesos alérgicos (alergia primaveral, alergias que cursan con síntomas respiratorios...) y disminuye su intensidad en el caso de que se presenten.

Complemento alimenticio abase de Quercitina, Eufrasia, Cúrcuma, ortiga Verde, Grosellero negro y Selenio.

Más detalles

Limited special offer

12,28 €

14,45 €

-15%

- +

 
Información

COMO ACTÚA ALEQUER

  • Alequer es un complemento eficaz tanto para evitar que se desencadene la respuesta alérgica como para minimizar los síntomas típicos de la alergia. La razón es que sus ingredientes actúan sobre los distintos elementos y células que intervienen en una reacción alérgica, ejerciendo un control global de la situación.

PRESENTACIÓN

  • Caja de 60 cápsulas vegetales


SUGERENCIA DE USO

  • Tomar 1 cápsula antes del desayuno y cena, con ayuda de agua o zumo de frutas.
  • Dosis diaria recomendada: 2 cápsulas.


PRECAUCIONES

  • No se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.
  • No tome este complemento alimenticio si es alérgico o intolerante a alguno de sus ingredientes.


DECLARACIONES DE SALUD

  • El selenio contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.


INFORMACIÓN DE INTERES


EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

  • Múltiples microorganismos nos rodean y muchos de ellos son patógenos, por eso necesitamos sistemas corporales que garanticen su neutralización si consiguen entrar en nuestro organismo. La principal función del sistema inmunitario consiste en aceptar o tolerar “lo propio” del cuerpo humano y eliminar “lo extraño” a él.
  • El sistema inmunitario presenta una gran complejidad estructural, celular y de regulación. Se halla diseminado por todo el organismo en forma de órganos bien delimitados (médula ósea, timo, bazo, amígdalas…) o en forma de acumulaciones difusas; al conjunto de estos órganos también se le denomina sistema linfático.
  • Las reacciones inmunológicas son las respuestas específicas que tiene el organismo frente a sustancias extrañas (no siempre patógenas), con el fin de neutralizarlas y eliminarlas y mantener la integridad del cuerpo. Las células inmunocompetentes son los linfocitos B y T y también los macrófagos, células NK (Natural Killer), neutrófilos, mastocitos… Los anticuerpos son las proteínas específicas (inmunoglobulinas A, E, M, G…) producidas por los linfocitos que reconocen a los distintos antígenos (elementos “extraños” al organismo, patógenos o no) y se unen a ellos para neutralizarlos. Los linfocitos B no pueden penetrar en las células, de manera que el trabajo de atacar estas células diana se deja a los linfocitos T.

CÓMO SE PRODUCE LA REACCIÓN ALÉRGICA

  • Como ya se ha dicho, el alérgeno es una sustancia inocua para la mayoría de la población, que sin embargo desencadena una reacción en las personas sensibilizadas a él, la reacción alérgica, que es una respuesta enérgica, rápida y específica.
  • La primera vez que una persona entra en contacto con una sustancia que es un alérgeno para ella, se sensibiliza a este alérgeno y su sistema inmunitario produce una serie de anticuerpos (tipo inmunoglobulina E, Ig E) específicos contra los antígenos de ese alérgeno y unos y otros se unen. Los mastocitos, los basófilos y los eosinófilos son tres tipos de células del sistema inmunitario capaces de fijar en su superficie anticuerpos tipo IgE. Cuando se vuelve a tener contacto con el alérgeno (la segunda vez y posteriores) se produce una interacción con la IgE fijada a dichas células y se desencadena una cascada de eventos que comienza con la liberación de la histamina almacenada en el interior de los mastocitos; se habla de la “de granulación” de los mastocitos, al estar la histamina almacenada en gránulos.
  • Los mastocitos se encuentran esencialmente en los tejidos. Se hallan en grandes cantidades en piel y en las mucosas del tracto digestivo y de las vías aéreas. Los basófilos suelen encontrarse circulando en sangre. Los eosinófilos se encuentran circulando en sangre y también en la mucosa intestinal y en otros órganos; sus niveles circulantes en sangre se elevan en las enfermedades alérgicas. Los eosinófilos juegan un papel importante en la perpetuación del proceso inflamatorio asociado a las respuestas alérgicas, por la liberación de las sustancias de su interior.
  • La histamina afecta a los tejidos corporales y produce inflamación, siendo la mayor responsable de los síntomas. La reacción alérgica es impulsada por las células Th2 liberándose otros mediadores químicos con potentes propiedades inflamatorias: leucotrienos, prostaglandinas, citosinas (interleucinas 4, 5, 9, 13...)
    La liberación de histamina origina una serie de síntomas que variarán según la zona afectada:
  1. Reacciones a nivel de las mucosas (nasofaríngea, conjuntival, bronquial): conjuntivitis, rinitis, asma, tos, edema de glotis…
  2. Reacciones a nivel de la piel: dermatitis atópica, urticaria…
  3. Reacciones a nivel gastrointestinal: dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarreas…
  4. Reacción generalizada: shock anafiláctico; reacción muy grave que puede llegar a ser mortal.

Nuestro sistema inmunitario lleva un registro de cada antígeno con los que se encuentra a lo largo de la vida (al respirar, al comer, por contacto con la piel…) y los memoriza para poder luchar contra ellos en posteriores “encuentros”, en caso de que sea necesario.


CONSEJOS PARA MINIMIZAR LOS SÍNTOMAS


Es importante prevenir el contacto con el alérgeno:

  1. Usar humidificadores y aire acondicionado con filtro anti-polen.
  2. Evitar las actividades al aire libre entre las 5:00h y las 10:00 H y entre las 19:00 y las 22:00 H, periodo en el que la concentración de polen es mayor en la atmósfera. Permanecer en casa con las ventanas cerradas.
  3. Permanecer en espacios cerrados especialmente en días de mucho viento.
  4. Usar gafas de sol.
  5. En los viajes en coche mantener las ventanas cerradas.
  6. Ducharse y cambiarse de ropa al volver a casa (el polen puede haberse depositado sobre el pelo y la ropa).
  7. Evitar viajar a las zonas donde haya mayor concentración de polen.
  8. No colgar la ropa al aire libre para secarla.
  9. Evitar llevar a cabo actividades que puedan remover partículas de polen, como por ejemplo cortar el césped o barrer la terraza.
  10. No dormir cerca de árboles o plantas.

INGREDIENTES ACTIVOS DE ALEQUER


QUERCETINA

Es un polifenol natural del grupo de los bioflavonoides. Está presente en diferentes vegetales (cebollas, brócoli), frutas (manzana, uvas), té, vino y plantas. La quercetina incorporada en Alequer procede de los botones florales de Sophora japonica L., árbol conocido como Sófora o acacia del Japón.
La quercetina tiene importantes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que han sido demostradas en muchos estudios tanto in vitro como in vivo.
Su mecanismo de acción antialérgico es ayudar a estabilizar los mastocitos, inhibiendo su activación y evitando la de granulación. De tal forma que:

Se inhibe la liberación de enzimas y mediadores proinflamatorios como las interleukinas 6 y 8 (IL-6, IL-8) y el factor de necrosis tumoral (FNT).
Se inhibe la liberación de sus mediadores alérgicos: histamina, leucotrienos y prostaglandinas.

La quercetina es un potente supresor de las respuestas en curso de las reacciones alérgicas alimentarias, mediadas por Inmunoglobulina E. Shishehbor y sus colaboradores estudiaron los efectos de la quercetina sobre la reacción anafiláctica inducida por alergia al cacahuete6 y vieron cómo era capaz de frenar la cascada de respuestas contra las proteínas de cacahuete.
También es eficaz y mitiga los síntomas de la rinitis alérgica y del asma bronquial.

EUFRASIA, Euphrasia officinalis L., parte aérea.

Planta cuyos principales constituyentes son: polifenoles, ácidos fenólicos (como el ácido cafeico o el clorogénico), flavonoides, taninos e iridoides. La parte empleada es la parte aérea de la planta que se recolecta durante la floración.

Tradicionalmente esta planta se ha usado en afecciones oculares como conjuntivitis (tanto alérgica como infecciosa), blefaritis, orzuelos, fatiga ocular… para mejorar la irritación y la inflamación de los ojos.
También se ha utilizado para aliviar la irritación nasal de las rinitis alérgicas y los resfriados.
Presenta actividad antiinflamatoria, que se atribuye a los iridoides que contiene.

CÚRCUMA, Curcuma longa L., raíz.

La raíz de la cúrcuma es rica en unos compuestos polifenólicos, los curcuminoides, que son los componentes responsables de su actividad; de ellos, el más abundante es la curcumina.


La curcumina posee un potente efecto antiinflamatorio y propiedades antialérgicas probadas en diferentes estudios.
Estudios in vivo e in vitro han demostrado que la curcumina inhibe la migración y la activación de los mastocitos mediada por la inmunoglobulina E y, por lo tanto, inhibe su degranulación y la liberación de histamina y de otros mediadores alérgicos. También modula la actividad de las células T (Th2). Y su efecto antiinflamatorio lo consigue a través de distintas vías, como disminuir la actividad de enzimas proinflamatorias como la COX-2-
La curcumina mejora los síntomas alérgicos secundarios a la inflamación.

ORTIGA VERDE, Urtica dioica L., hojas.

Existe evidencia preliminar de que las hojas de la ortiga podrían mejorar y disminuir los síntomas de la rinitis alérgica. Tomando ortiga a la primera señal de síntomas parece proporcionar una mejoría subjetiva.


Los efectos antialérgicos parecen estar mediados a través de vías antiinflamatorias.
Así, se ha visto que las hojas de ortiga verde son antagonistas de la histamina e inhibidoras de la triptasa de los mastocitos, enzima relacionada con la reacción anafiláctica. Su efecto antiinflamatorio también se consigue por inhibir a las enzimas proinflamatorias COX-1 y COX-2, mecanismo involucrado en la mejoría de los síntomas de la rinitis. También es capaz de disminuir los mediadores inflamatorios como la IL-6 y el FNT-alfa.

GROSELLERO NEGRO, Ribes nigrum L., hojas.

El grosellero negro es una planta con importantes propiedades antiinflamatorias. Ya que esta planta estimula de manera fisiológica la corteza de las glándulas suprarrenales, estimulando la producción hormonal, sobre todo de cortisol, que tiene un efecto antiinflamatorio potente. El cortisol bloquea la respuesta inflamatoria en las reacciones alérgicas, al inhibir la liberación de las moléculas proinflamatorias.


El grosellero negro ayuda a reducir la inflamación, disminuye la reacción alérgica una vez desencadenada y combate eficazmente los síntomas de la alergia.


La mejora de la respuesta inmunitaria es atribuible a la capacidad del grosellero negro para disminuir la producción de prostaglandina E2 (PG E2). Esto se comprobó en un estudio randomizado doble ciego10, que llevaron a cabo Wu y sus colaboradores, para valorar los efectos en la respuesta inmune de la suplementación con aceite de semilla de grosellero negro frente a placebo.


SELENIO

La levadura Saccharomyces cerevisiae contiene selenio ligado orgánicamente a sus proteínas; este selenio es el de mayor biodisponibilidad y, por lo tanto, es la forma más adecuada de selenio para complementos nutricionales.

Este mineral es importante para la salud, pues interviene en el funcionamiento normal de distintos sistemas y aparatos y es fundamental para el mantenimiento de muchas funciones corporales. Se sabe que, entre otras acciones, el selenio contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo, es decir, el selenio presenta actividad antioxidante.

RECUERDE

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada, ni de un estilo de vida saludable.
La información contenida en nuestra web tiene únicamente carácter informativo no debe entenderse nunca como sustituto de un tratamiento, diagnóstico o prescripción médica, en caso duda consulte siempre con su médico o especialista.

30 productos en la misma categoría